dissabte, 8 de juliol de 2017

MILITARES QUE AMARON A OTROS HOMBRES

El mundo militar ha sido siempre campo propicio para las relaciones homosexuales. A pesar de las prohibiciones y duras penas, alguno de los mas famosos militares de la historia vivió sin demasiados problemas sus relaciones amorosas con otros hombres, especialmente soldados. 

NOTA: Para ampliar información clicar sobre textos subrayados. 



En el mundo de la marina estas relaciones llegaron a ser más importantes, llegando a estipularse códigos de conducta internos que impidieran las tensiones internas. Cortejar al novio matelot de otro podía significar la muerte, cundo un amante moría sus enseres eran entregados a su "viudo", en el film "Master and Comander" puede observarse. Billy Budd (La Fragata infernal) también muestra esta vida en el interior de los barcos.

La historia entre Julio César y Nicomedes y su supuesta relación sexual fue utilizada para atacar al romano, "joven sodomizado por un oriental" era la peor tarjeta de visita que alguien podía tener en aquella época. Por ello no está en esta lista. 

Aquiles el de los pies alados fue uno de los grandes héroes de la antigüedad, fallecido durante el sitio de la ciudad de Troya. Al frente de los pelagios estuvo en él célebre sitio. Fue amante de un mayor que él llamado Patroclo, en el siglo IV a JC se consideró que esto afectaba su dignidad y se cambió la historia, Patroclo pasó a ser el más joven. El cine actual no ha querido ser menos y los ha convertido en primos cercanos, sin derecho a roce, y muy heterosexuales todos.




 Tener sus propias familias con sus hijos era esencial para la cultura griega. El caso del general tebano Epaminondas (418-362) fue totalmente distinto. Jamás se casó, ni tuvo relaciones sexuales con mujeres, causando escándalo entre sus coetáneos, que no lo aceptaban. No solo no se casó nunca, vivió en pareja con Pelópidas durante veinte años, cosa poco frecuente en Grecia, y tuvo además sus propios erastés: Micetas, Asópico con quién luchó en Leuctra y finalmente Capìsdoros con quien fue enterrado.

El concepto de homosexualidad no existía y las relaciones homosexuales entre hombres se veían con normalidad, siempre y cuando el griego y el adulto fuera siempre amante activo. Así podemos ver a  Alejandro siempre ligado amorososamente a Hefestión. Pero no fue el único amante del macedonio que  también tomó como amante a Bagoas, el eunuco favorito del Rey de Reyes, Darío. a quien dio honores en su propia corte.




El temible y despiadado general Sila se casó en cuatro ocasiones, pero siempre estuvo acompañado por un actor griego llamado Metrobio, al que muchos historiadores señalan como amante suyo. Al abdicar del poder se retiró a su villa de Miseno con éste y su esposa Valeria. Allí se entregaron a una vida de orgías y banquetes interminables. Enterada la pacata Roma de esta triple relación, estalló el escándalo. Valeria y Metrobio tuvieron que huir a Grecia tras la desaparición del dictador.

Las evidencias sobre la homosexualidad de Ricardo I Plantagenet (Corazón de Leon) pueden encontrarse incluso en los biográfos que lo pretenden negar. Las crónicas de la época nos hablan de un príncipe (hijo de Leonor de Aquitania y Enrique II) que vivía junto a Felipe Augusto de Francia  "que comían todos los días a la misma mesa y del mismo plato y por las noches no los separaban sus camas. Y el rey de Francia lo amaba como a su propia alma; y ambos se amaban tanto que el rey de Inglaterra estaba completamente asombrado y maravillado ante el apasionado amor que había entre ellos."

Fue un rey pendenciero, cruel que se desentendió de las cuestiones políticas para enfrascarse en mil aventuras siempre rodeado de jóvenes compañeros de juegos. Su obsesión fue ser el mayor rey guerrero de la historia. Murió con 42 años tras guerrear contra su padre, invadir Sicilia y Chipre, conquistar Acre,  enfrentarse contra Saladino, y tal vez amarle, en las Cruzadas, sobrevivir a un cautiverio y morir atacando una ciudad francesa. Su cuerpo fue enterrado en suelo francés, su tierra.





Felipe de Orleans dirigió la brillante campaña francesa en Flandes, desde pequeño tuvo el gusto de vestir con ropas femeninas, rodeándose de amigos con iguales gustos. Entre la lista de amantes masculinos podemos encontrar a Eugenio de Saboya "Marte sin Venus" o François-Timoleón,  Abad de Choisy. También estuvo Julio Mancini, "sobrino" del cardenal Mazzarino. Y especialmente Felipe de Lorena, conocido como el Caballero de Lorena.Quien gobernó casi tiránicamente la Casa de Monsieur. como el concubino oficial. 




El principe Eugenio de Saboya fue uno de los múltiples amantes de Felipe de Orleans. Expulsado por Luis XIV se pasó al bando austriaco, siendo considerado  como héroe nacional. Luchó contra el turco, conquistó Belgrado, luchó contra los borbones en España e Italia. Nunca se casó, su homosexualidad era conocida públicamente y vivió gran parte de su vida con el marqués de Moussaye. Sus compañeros de armas le llamaban "Marte sin Venus". 

En el mundo de los guerreros samurais el lazo de amor entre un guerrero samurai y su joven aprendiz era un aspecto fundamental en su forma de vida. Utilizaban varios nombres para señalarla: "la hermosa senda" o "wakashudo". De hecho lo que causaba extrañeza era que un guerrero no adoptara a varios muchachos como amantes suyos. El shogum  Tokugawa Ieyasu fue uno de los últimos defensores de esta realidad, pero tras pacificar el país en el siglo XVII empezó la decadencia de este modo de vida.






El Sha Abás I el grande (1.571- 1.629) fue el mas celebre y poderoso monarca de la dinastía safávida. Para obtener el trono de Persia se rebeló contra su propio padre al que posteriormente asesinó. Su imperio se amplió con las conquitas de tierras uzbecas o el actual Iraq, no dudó en asesinar a mas de 50.000 georgianos. Aliado de occidente abrió el comercio de su país con Inglaterra o Francia. Cuando murió su reino se extendía del Indo al Tigris.

Esta dureza con los paises vecinos, y su forma tiránica de gobernar, contrasta con la tolerancia religiosa de este monarca persa o de sus constumbres "relajadas". Era fácil verle representado junto a jovenes ricamente vestidos e incluso intimar con ellos con absoluta normalidad. 




George Washington encargaba en 1780 al barón prusiano Friedrich Wilhelm von Steuben  la redación de las nuevas ordenanzas militares que estuvieron en vigor mas de 150 años. Este general había huido de Europa junto a su amante de 17 años. El barón no dejó de relacionarse con otros jóvenes, generalmente soldados o sirvientes suyos. Uno de ellos John Mulligan había estado liado con Charles Adams, el hijo díscolo del que fue segundo presidente de los Estados Unidos. Al propio general Washington se le señala como homosexual, si bien no hay evidencias de que mantuviera relaciones homosexuales, si que permitió a sus allegados convivir con sus parejas. 

Lawarence (T.E) de Arabia mostró su amor hacia los jóvenes bereberes àrabes. Uno de ellos, Daroum, era un joven apuesto y pronto encandiló.Cuando le conoció, Ahmed tenía solo 15 años, él 26. Pasó a ser su asistente, pero su gran inteligencia hizo que Lawrence le enseñara a leer y escribir y se volvieron compañeros inseparables.  Escalaron montañas, erraron juntos por el desierto, se bañaron en el mar y construyeron juntos su casa. Le llevó a Inglaterra y en su hogar realizó una escultura de Ahmed que colocó en lo alto de su hogar. Al grupo se unió Sheik Hamoudi, este señala que lo dejó todo para irse detrás del aventurero inglés: "Podía optar ser el mas rico de Jerablus y opté por seguirte a ti", diría a la muerte de Lawrence.


El joven Lawrence pintado por  Henry Scott Tuke,


La lista podría cerrarla el general Montgomery, el héroe de El Alamein mostró siempre un feroz odio hacía los homosexuales, estudios recientes señalan que detrás de esta homofobia había una personalidad amargada por su evidente homosexualidad. 

1 comentari:

  1. Me ha encantado esta entrada! Combina dos de mis grandes gustos, la historia y los hombres gays! Se me vienen a la mente muchos relatos ambientados en cada uno de estos sucesos históricos...

    ResponElimina

REYES EN EL ARMARI (III)